La prueba de salto vertical se utiliza para medir la potencia muscular del tren inferior del cuerpo. El doctor Dudley Sargent, uno de los pioneros en la educación física estadounidense, la describió por primera vez en 1921 y por tal motivo se la conoce también como Test de Sargent o Salto Sargent.

Éste procedimiento describe el método utilizado para medir la altura del salto vertical directamente. Existen otros métodos que utilizan sistemas de cronometraje que miden el tiempo del salto y a partir de ahí calculan la altura del salto vertical.

Procedimiento

El atleta se para de lado a una pared y extiende la mano más cercana a la pared hacia arriba. Manteniendo los pies planos sobre el suelo, se marca o registra el alcance de la punta de los dedos. A esto se le llama altura del alcance de pie. Luego, el atleta se separa de la pared y salta verticalmente lo más alto posible utilizando brazos y piernas para ayudar a proyectar el cuerpo hacia arriba. La técnica de salto puede o no utilizar un contramovimiento, pero el atleta debe intentar tocar la pared en el punto más alto del salto. La diferencia de distancia entre la altura del alcance de pie y la altura del salto es la puntuación. Se registra el mejor resultado de tres intentos.

Variaciones

La altura del salto también se puede medir usando una alfombra de salto que mide el desplazamiento del centro de gravedad. Para que sea preciso, el sujeto debe aterrizar en la alfombra con las piernas casi completamente extendidas. También se puede medir usando una alfombra de contacto, que registra el tiempo de suspensión o el tiempo durante el cual el atleta permanece en el aire.

Por lo general, la prueba de salto vertical se realiza con un contramovimiento, donde hay flexión de las rodillas inmediatamente antes del salto. La prueba también se puede realizar como un salto en cuclillas, comenzando desde la posición de piernas flexionadas.

Otras variaciones de la prueba implican realizarla sin movimiento de brazos (una mano en la cadera, la otra levantada por encima de la cabeza) para aislar los músculos de las piernas y reducir el efecto de las variaciones en la coordinación de los movimientos del brazo. También se puede realizar con una pierna, con un paso en el salto, o con una carrera y despegue desde uno o dos pies, dependiendo de la relevancia para el deporte en cuestión.

Comentarios

La principal ventaja de esta prueba es que resulta simple y rápida de realizar. Por otro lado, la técnica juega un papel importante en la maximización de la puntuación, ya que el sujeto debe sincronizar el salto para que la pared se marque en el punto más alto del salto.

La altura del salto también puede verse afectada por el grado de flexión de las rodillas antes de saltar y por el uso eficaz de los brazos. En consecuencia, para clasificar las puntuaciones se debe diseñar una tabla de normas de salto vertical. El uso extendido de esta prueba permite encontrar resultados publicados por organizaciones como NBA, NFL, NHL o MLS.

Con frecuencia se describe esta prueba incorrectamente como Salto “Sergeant” (o Salto “Sargento” en español).

Bibliografía

Sargent, D. (1921). The Physical Test of a Man. American Physical Education Review, 26(4), 188-194. doi: 10.1080/23267224.1921.10650486