Problemas cardíacos y de aorta en jugadores de voleibol de élite (resumen)

He descubierto que hay algunas verdades comunes en todo el deporte. Cosas que son evidentes en cualquier campo de juego, cancha o red, ya sea que estés en los Juegos Olímpicos o jugando en tus vacaciones de verano. A menudo se centran en el compromiso de un ejecutante, su ética laboral, dedicación, determinación, concentración, capacidad de trabajar junto con otros y mucho más.

Recientemente tuve la suerte de darme cuenta de otra razón por la que los jugadores y entrenadores de voleibol deberían estar interesados en el corazón, a través de un encuentro casual con el doctor Chris Koutures.

El doctor Koutures ha sido el médico de las selecciones nacionales de voleibol de Estados Unidos durante la última década. Durante su tiempo trabajando con jugadores de voleibol, también ha sido muy activo en compartir su conocimiento y comprensión para el beneficio de la comunidad de voleibol de todo el mundo. Fue aquí donde descubrí mucho más sobre el corazón en el voleibol. No el “Corazón” que necesitas para levantar a tus compañeros de equipo cuando están caídos, sino el corazón que late dentro de tu pecho y que bombea oxígeno a tus extremidades antes de zambullirte a defender una pelota.

Cuando estás pensando en añadir esos centímetros a tu salto vertical, a veces es fácil olvidar que hay mucho más apuntalando tu rendimiento que sólo músculos, huesos y tendones. En su artículo, Heart and Aorta Issues in Elite Volleyball Players (en inglés), el doctor Koutures comparte su visión sobre los riesgos cardiovasculares específicos que pueden afectar a los atletas, especialmente a los atletas más altos, que compiten en nuestro deporte.

La investigación, según el doctor Koutures y sus colegas, indica una correlación entre la altura y una raíz aórtica más ancha de lo normal. La aorta es el principal vaso responsable de llevar la sangre desde el corazón al resto del cuerpo, y su raíz es donde se une al corazón. Este ensanchamiento puede ser un indicio del Síndrome de Marfan, o incluso llevar a una ruptura de la aorta misma, que puede ser fatal.

No es necesario haber estudiado a Darwin en la escuela para saber que el voleibol se ha convertido en un deporte que favorece a los jugadores más altos, rápidos y fuertes. Pero entender los riesgos potenciales que vienen con estas adaptaciones físicas preferenciales, es el primer paso para protegerse contra problemas potenciales.

Estamos comprometidos a apoyarte para crecer y desarrollar tu comprensión de modo que puedas sacar el máximo provecho del deporte que amas de forma segura.

Si estás interesado en saber más sobre este tema, visita el artículo del doctor Koutures (en inglés) y el estudio de investigación original (en inglés).

Bibliografía

Davis, C., Dyar, D., Vargas, L., & Grossfeld, P. (2015). Cardiovascular and Musculoskeletal Assessment of Elite US Volleyball Players. Clinical Journal Of Sport Medicine, 25(6), 546-550. doi: 10.1097/jsm.0000000000000178


Éste artículo fue publicado originalmente en VolleyScience

Gary Hutt
Gary Hutt
Director General en | Más datos

Gary se involucró en el voleibol durante la organización de Londres 2012, asistiendo en la preparación del equipo femenino de Gran Bretaña para sus primeros Juegos Olímpicos. Actualmente está muy involucrado en la orientación de la estrategia de preparación física dentro de Volleyball England, e integra la National Performance Commission como representante de la ciencia del deporte y la medicina deportiva asesorando sobre la futura dirección del deporte en el Reino Unido.