Las 3 maneras en que la sala de musculación puede mejorar tu desempeño atlético

La búsqueda de nuestro potencial atlético es un objetivo común entre atletas de todos los niveles. Probablemente habrá muchos sacrificios en esta búsqueda. Habrá dificultades. Habrá sangre, sudor y lágrimas.

También habrá experiencias profundas y positivas. El viaje está lleno de picos y valles que te ayudarán en tu desarrollo como atleta y como persona. Aquí se pone de relieve la importancia de no tomar atajos y abordar las cosas de la manera correcta.

Debe ser sobre el proceso, no sobre el resultado.

Un aspecto del proceso de desarrollo atlético es aprovechar la sala de musculación. Para alcanzar el éxito en el deporte, es necesario comprender cómo navegar por la sala de musculación y los beneficios que ésta puede proporcionar. Al mirar la sala de musculación a través de la lente de alguno o todos los siguientes tres objetivos, tendrás el conocimiento necesario para comenzar a dominarla.

1. Producción de fuerza

No es ningún secreto que la producción de fuerza es la base de la mayoría, si no de todos, los esfuerzos atléticos. Algunos atletas ejercen fuerza en el suelo para saltar o brincar. Otros en un objeto para vencer a un oponente o lanzar un implemento. No importa cuál sea su objetivo, es probable que encuentre un componente de producción de fuerza.

Las capacidades de fuerza máxima están estrechamente relacionadas con la producción de fuerza y aquí es donde mucha gente cree que la sala de musculación proporciona el mayor beneficio. Aumentar los niveles de fuerza máxima de los atletas puede conducir directamente a un mejor desempeño atlético a un cierto nivel, pero es importante no quedar atrapados en esta trampa e identificar que habrá un punto de desempeño decreciente. Es en esta etapa cuando la importancia de las viñetas restantes comienza a aumentar.

2. Absorción de fuerza

En oposición a la producción de fuerza, es vital que un atleta posea la capacidad de absorber fuerzas. Como ejemplo, considera la frecuencia con la que un atleta debe producir fuerza para dejar la cancha de un salto, absorber la fuerza posterior al aterrizar y pasar rápidamente a otro movimiento dinámico.

Si el atleta es incapaz de absorber efectiva y eficientemente la fuerza al aterrizar, su segundo movimiento se verá comprometido y el riesgo de lesión aumentará dramáticamente.

3. Transmisión de fuerza

Transmitir fuerza desde el suelo, a través de todo el cuerpo y hacia una pelota de voleibol es una capacidad y una habilidad altamente entrenable. La coordinación necesaria tanto en el piso como en el aire para cumplir exitosamente con los requisitos del voleibol es una habilidad muy específica.

Dicho esto, la sala de musculación puede utilizarse ciertamente para complementar el trabajo que se está realizando en la cancha. La realización de movimientos con todo el cuerpo como el levantamiento olímpico y varios lanzamientos de balón medicinal pueden ayudar a entrenar éste aspecto del desempeño deportivo.

Aplicando el conocimiento

Una cosa es entender estos tres objetivos. Otra es saber cómo aplicarlos en diferentes entornos y circunstancias. Por esta razón, es importante que los atletas busquen la orientación y la dirección de profesionales, especialmente en la sala de musculación, ya que la seguridad debe estar por encima de todo.

Un entrenador con vasta experiencia desde atletas de desarrollo a élites estará mejor preparado para determinar dónde encaja un atleta en la interacción de estos tres objetivos. Ellos sabrán cómo organizar la programación de la sala de musculación de una manera secuencial y se abstendrán de la gratificación instantánea del éxito a corto plazo mientras adoptan un enfoque de desarrollo a largo plazo.

¡Un atleta que entiende tanto el “qué” como el “por qué” de lo que están haciendo está mejor equipado para cosechar las mayores recompensas!


Éste artículo fue publicado originalmente en VolleyScience

Jason Hettler
Jason Hettler
Entrenador Principal de Fuerza y Potencia en | Más datos

Jason Hettler es el Entrenador Principal de Fuerza y Potencia en Altis. Tiene una Licenciatura en Ciencias del Ejercicio de GVSU y planea completar su candidatura para una Maestría en Ciencias con enfoque en Ciencias del Deporte a través de ECU. Su experiencia incluye trabajos en USATF y el departamento de Fuerza y Acondicionamiento Olímpico de WMU, así como consultoría con varias organizaciones profesionales.